Protagonistas

Cuadrillas. Las encargadas de organizar los Sanjuanes

La ciudad de Soria se divide en 12 Cuadrillas durante las Fiestas de San Juan. Al frente de cada Cuadrilla hay una pareja de Jurados. En el año 1914 se pasó de dieciséis a doce Cuadrillas debido al bajo número de vecinos de algunos barrios.

Por Sanjuaneando.com

Soria, 16 enero, 2013 17:46 CET · Los protagonistas comentarios
Cuadrillas
Si te gusta, comparte

Junto a la figura del toro, las Cuadrillas son las protagonistas de los Sanjuanes. La ciudad se divide en doce barrios, es decir, en doce Cuadrillas (hasta 1914 eran dieciséis, pero ese año hubo una refundición por el bajo número de vecinos de algunos barrios). Cada Cuadrilla tiene el nombre de un santo y un local que hace las funciones de sede. El origen de las Cuadrillas viene de lejos, de la antigua organización política y social medieval de la ciudad, todas ellas fundadas entorno a una parroquia de la que recibían sus nombres que han mantenido hasta hoy.

Desde la Edad Media hasta el siglo XIX fueron las representantes de El Común o Estado Llano. Actualmente las doce Cuadrillas son: La Cruz y San Pedro; Santa Catalina; La Mayor; El Rosel y San Blas; Santiago; San Miguel; San Juan (Evangelista); Santo Tomé, San Clemente y San Martín; San Esteban; El Salvador; Santa Bárbara; La Blanca.

Mucho han cambiado y evolucionado desde entonces, tanto en su estructura como en funcionamiento y organización. Hoy, como en aquel tiempo, son las encargadas de organizar las Fiestas, pero ahora junto al Ayuntamiento de Soria y como única función. Cada Cuadrilla está encabezada por una pareja de Jurados, algo así como alcaldes de barrio, que son asistidos por un secretario y los Cuatros, entre otros. A este cargo se llega de forma voluntaria, presentando solicitud al Ayuntamiento.

Tras realizar en abril dos actos previos, el Sorteo (primer sábado de abril) y el Nombramiento (último sábado de abril), el primer domingo de mayo, en la asamblea del Catapán, los nuevos Jurados toman posesión del cargo recibiendo el simbólico bastón de mando. A partir de ese día empieza el trabajo. En el Catapán se encargan de repartir bacalao, pan y queso, además de vino.

Al día siguiente, los ayudantes comienzan a recorrer las casas de los vecinos para preguntar si quieren «entrar en Fiestas», se empiezan a organizar los Sanjuanes. La puerta de los locales de Cuadrilla están abiertas a los vecinos, el santo titular preside el lugar que se decora para la ocasión. En pocos días, reparten entre los vecinos que han entrado en Fiestas el vale para recoger las tajadas del Sábado y del Domingo, un pañuelo de Fiestas y las entradas para los toros del Viernes.

La actividad de las Cuadrillas se «pausa» (nunca se deja de trabajar) hasta el domingo de la Compra, día en el que acuden a Valonsadero para la Compra del toro de Cuadrilla.

las doce cuadrillas

A partir del Miércoles el Pregón, las Cuadrillas toman la riendas de las Fiestas. Un Jurado lee el Pregón desde el balcón del Ayuntamiento y comienzan cinco días y seis noche de trabajo y fiesta.

Las Cuadrillas «compran» el toro que se llevará a Soria el Jueves la Saca para ser toreado el Viernes, reparten las tajadas entre los vecinos que han entrado en Fiestas el Sábado y el Domingo, organizan las subastas de los Agés, preparan la Caldera y sacan en procesión a los santos de Cuadrilla el Lunes de Bailas. Además, desde el Viernes por la mañana, son las encargadas de dar las dianas floreadas, con reparto de galletas, anís, moscatel y vino. También son las responsables de animar las calles de la Cuadrilla con la charanga correspondiente y de organizar una pequeña verbena cada noche. Si una Cuadrilla no tiene Jurados, ese barrio no tendrá Fiestas de San Juan.

Las Cuadrillas, junto al toros, son el centro. Sin las Cuadrillas no habría Fiestas o, al menos, no serían como hoy las conocemos.

Jurados de Cuadrilla Ubicación de las 12 Cuadrillas

+info: Asociación de Jurados de Cuadrilla

Sabías que

Antiguamente, el Jurado era nombrado por los Cuatros que a su vez eran elegidos por los vecinos cada año de dos en dos. El mandato del Jurado era por dos años.

Los Jurados, el día 11 de junio, elegían al Procurador del Común, representante del pueblo en el gobierno Soria. El Procurador tomaba posesión de su cargo el día de San Juan, en la iglesia de San Juan de Duero.

A partir de 1836, los Jurados junto a los Cuatros, son los encargados de organizar las Fiestas y van perdiendo atribuciones en la vida política de Soria.

Actualmente, la figura del Jurado la representa una pareja formada por un hombre y una mujer, que ejercen el cargo de forma paritaria.

Previa a la entrega del bastón de mando en la asamblea vecinal del Catapán, celebrada en cada Cuadrilla, el primer y último sábado del mes de abril se celebran los actos públicos del Sorteo y el Nombramiento. En este último, se hace efectiva la designación de las doce parejas de Jurados, entregándoles el documento que les acredita como tales. El bastón de mando como símbolo del cargo de Jurado se instituye en las ordenanzas municipales de 1839.

Los Jurados y la Cuadrilla delegaban en el Mayordomo para la organización de las Fiestas. Este cargo lo solía asumir algún nuevo vecino de la Cuadrilla.

Los gastos de las Cuadrillas se repartían entre: el Mayordomo, el Estado del Común y los vecinos de cada Cuadrilla (excepto los pobres, que no pagaban, y las viudas, que como hoy, sólo pagaban la mitad. En la Edad Media, los judios de Soria también estaban exentos de pagar porque no participaban).

Al Mayordomo le ayudaban cuatro jóvenes y los Servidores de Mozas.

La figura del Mayordomo y de los ayudantes comienza a desaparecer definitivamente a partir de 1836, como consecuencia de la integración en el Ayuntamiento del Estado del Común, Los Linajes y los Sesmeros de la Tierra.

Las Cuadrillas tenían Ordenanzas Particulares que regulaban el funcionamiento interno durante Fiestas. Incidían especialmente en las funciones del Mayordomo, Repartidores de Caldera, Contadores, Servidores de Mozas, ayudantes,…

En las polémicas Ordenanzas de 1536, redactadas por el Ayuntamiento por presiones del obispo Pedro González Manso, se suprimió temporalmente la figura del Mayordomo, entre otras medidas que las Cuadrillas rechazaron.

Las Cuadrillas no dudaron en defender las Fiestas durante los momentos aciagos, ante la Iglesia, la Corona o representantes del Estado. En el siglo XVI, durante cinco años, no hubo Fiestas, desde 1536 hasta 1541 porque las Cuadrillas no aceptaban las Ordenanzas de 1536 impulsadas por el obispo de Osma y sancionadas por la emperatriz Isabel.

Cada Cuadrilla contaba con un libro de actas donde recogía cuanto ocurría en el barrio, noticias, casamientos, defunciones y nacimientos, propiedades de la Cuadrilla, etc. Además, había un libro auxiliar que hacía las funciones de padrón de vecinos. Los libros de Cuadrilla más antiguos que se conservan son de la Cuadrilla de San Estaban que data del año 1547 y de la Cuadrilla de San Juan, del año 1696.

En la actualidad, las Cuadrillas, así como el resto de temas relacionados con las Fiestas de San Juan, se regulan mediante unas ordenanzas municipales del año 2002 y que sustituyeron a las redactadas en el año 1899.

El origen de la Cuadrillas tiene sus raices en la Edad Media y en la organización social y política de la ciudad. Crecieron alrededor de las parroquias que dieron nombre a la Collación o Cuadrilla. En su origen hubo hasta 35 collaciones.

Hasta el año 1914, Soria contaba con dieciséis Cuadrillas. Algunas de ellas, debieron unirse por el bajo número de vecinos que las habitaban. Esas Cuadrillas fueron: La Cruz, San Pedro, San Clemente, Santo Tomé, San Martín, San Blas, El Rosel.

Si te gusta, comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.