Los D√≠as de las Fiestas de San Juan ❱

Domingo de Calderas. Soria se viste de gala

- Las Cuadrillas sacan las mejores galas para acompa√Īar a las Calderas en su desfile a la Dehesa.
- Es un buen día para tomar un respiro después de tantos días de fiesta.

Por Sanjuaneando.com · Soria

16 febrero, 2013 12:01 CET · Fiestas de San Juan comentarios
Domingo de Calderas
Si te gusta, comparte
TwitterFacebookWhatsAppTelegramMeneameGoogle+PinterestEmail

Se dice que es d√≠a de m√°s esplendor y la verdad que es un d√≠a en el que Soria se pone de tiros largos. A primera hora de la ma√Īana, tras la diana por la Cuadrilla, se realiza el reparto de la tajada cocida, chorizo, pan y botella de vino entre los vecinos que entran en Fiestas. Poco a poco, las Cuadrillas se van preparando para salir a la plaza Mayor. La noche ha sido larga. Se ha preparado la Caldera, s√≠mbolo ese d√≠a de la Cuadrilla.¬†La Caldera no es otra cosa que eso, una caldera con la carne del toro, pollo y chorizo, adornada, con m√°s o menos gusto, con rosas y motivos y t√≥picos sanjuaneros. Las Cuadrillas se van congregando en la plaza Mayor. Los vecinos y simpatizantes que lo desean se van uniendo a la Cuadrilla vestidos con traje tradicional soriano. A las 11 empieza el desfile, en orden van subiendo por el Collado ante la atenta mirada de los sorianos que no se han quedado en la cama y se agolpan a los lados. La m√ļsica de gaiteros y charangas suena. Las Pe√Īas siguen a las Cuadrillas con su forma peculiar de desfilar, formando una serpiente multicolor y cada una va acompa√Īada de su charanga. El desfile va llegando a la Dehesa, donde cada Cuadrilla se pone en el lugar que le corresponde a la espera que las autoridades prueben la Caldera que m√°s adelante se ofrecer√° a vecinos y curiosos. Una vez celebrado el acto, las Cuadrillas bajan al Ayuntamiento donde dejan las Calderas para que todo aquel que quiera vaya a verlas.

La tarde pasa de forma anodina. Salvo la corrida de toros de la feria de San Juan no hay mucho m√°s que destacar. Muchos aprovechan para descansar de los d√≠as de ajetreo anteriores. Soria por la tarde se llena de gente de los pueblos de alrededor que se acercan a pasar el d√≠a, visitar las Ferias o ir a los toros. Las Cuadrillas, por la tarde, realizan pasacalles por cada uno de sus barrios. Por la noche, las verbenas vuelven a llenar de jolgorio las calles de Soria y las Pe√Īas salen una vez m√°s con sus charangas.

Domingo de Calderas

Domingo de Calderas

 

+Fotos del Domingo de Calderas

Sabías que

Los santos de cada Cuadrilla salían en procesión el Domingo de Calderas. En las Ordenanzas de 1873, se indica que el Jurado, los Cuatros y miembros de la Cuadrilla debían bajar la imagen del santo titular a la concatedral de San Pedro para iniciar la procesión.

En el a√Īo 1893, el obispo de Osma prohibi√≥ que los santos titulares acompa√Īaran a las Calderas. La procesi√≥n de los santos se sustituy√≥ por el desfile de las Calderas. Los santos titulares volvieron a procesionar a partir de 1939, pero esta vez en la ma√Īana del Lunes de Bailas.

Se tienen noticias documentadas de la celebración del Domingo de Calderas desde la Edad Media y se recoge en el Fuero Real concedido a Soria por Alfonso X de Castilla.

Los judios de la judería que había en la ladera del Castillo, estaban exentos de pagar las calderas ya que, por sus creencias, ellos no participaban en los festejos.

Las Cuadrillas, antes de llegar a la Dehesa, pasaban por el priorato de San Benito para bendecir las ofrendas y a los santos titulares. El solar del convento de San Benito hoy lo ocupa la plaza de toros.

Los Cuatros m√°s j√≥venes esperaban a la “comitiva” con las Calderas en la Dehesa.

Desde 1873, la carne de las Calderas no se puede repartir entre los vecinos hasta que los miembros del Ayuntamiento la hayan probado.

Con el paso del tiempo, se retrasó la hora de inicio de los actos, se modificó el recorrido del desfile, desde la plaza Mayor, por el Collado, pasando por la ermita de la Soledad (lugar donde se bendicen las Calderas) hasta el Alto de la Dehesa.

Las Calderas ya no se reparten entre los vecinos, siendo un símbolo de lo que fueron.

La tajada cocida, el chorizo, el huevo, la barra de pan y la botella de vino, las reparten las Cuadrillas desde 1918. Debido a la carestía de la vida, el Ayuntamiento decidió donar estos alimentos entre los vecinos que hubieran entrado en Fiestas.

Si te gusta, comparte
TwitterFacebookWhatsAppTelegramMeneameGoogle+PinterestEmail