Los Días de las Fiestas de San Juan ❱

Lunes de Bailas. Acaban los Sanjuanes

- Último día de las Fiestas, por la mañana procesión de los santos de Cuadrilla y por la tarde fiesta junto al Duero.
- La noche del Lunes se despiden los Sanjuanes en la plaza Mayor con el 'Adiós, adiós'.

Por Sanjuaneando.com · Soria

16 Febrero, 2013 12:00 CET · Fiestas de San Juan comentarios
Lunes de Bailas
Si te gusta, comparte
TwitterFacebookWhatsAppTelegramMeneameGoogle+PinterestEmail

Último día de San Juan. Las Cuadrillas realizan la última diana por el barrio. A las 10.30 comienza la procesión con los santos titulares de cada Cuadrilla. Para mitigar los aires paganos y poco religiosos de estas Fiestas, en los primeros años de posguerra, se decidió realizar esta solemne procesión que hace el mismo recorrido que las Calderas. Poco más que contar. Misa en la ermita de la Soledad, homenaje a la virgen de la Blanca y en cuanto se le realiza la genuflexión, comienza de nuevo el cachondeo. Las Cuadrillas recorren el barrio con el santo dando tumbos al son de las Sanjuaneras. En ocasiones parece que van a ir al suelo. Una vez acabada la “procesión” por las calles de la Cuadrilla, estas, las Cuadrillas ya han cumplido con su cometido y se retiran a descansar hasta el Adiós San Juan. Por la tarde empieza lo bueno, las Bailas en sí.

Lunes de Bailas

 ¿Qué es el Lunes de Bailas?

La figura del toro se ha difuminado y sólo aparece en la merienda de muchos sanjuaneros. Otro acto peculiar. Antes de las 17h, la gente comienza a reunirse en la plaza Mariano Granados a la espera de la llegada de la Banda de Música. Las Peñas también van llegando con sus charangas. A las 5 comienza la bajada a las Bailas, en la pradera de San Polo, junto al Duero. Cientos de sanjuaneros acompañan a Banda y Peñas hasta la plaza Mayor. Allí, se hace una pequeña parada y más y más sanjuaneros se van sumando a la bajada de las Bailas. Desde los balcones se lanza agua y la gente, por el calor y el vino, piden más y más. Siempre hay alguno que se mete en la fuente de los leones para mojar a los de su alrededor. Se reanuda la marcha. Por las calles del Casco Viejo bajan las Peñas y los sanjuaneros recibiendo litros y litros de agua desde ventanas y balcones. Hasta las monjas del colegio Sagrado Corazón se unen a esta locura.

Empapados, se llega a San Polo. Allí aguarda la Banda de Música. El paseo de San Saturio, tranquilo todo el año, se llena a rebosar de sanjuaneros provistos de botas de vino, garrafas y merienda. La Banda toca Sanjuaneras. Más de uno acaba en el río. Saltos, bailes. Una tarde espectacular desde que empieza hasta que termina. La Banda se retira y las Peñas comienzan la subida a Soria. Muchos aguantan un rato más en San Polo, otros van subiendo poco a poco, con bien de cachondeo, a cenar algo y a ver los fuegos artificiales. Los Sanjuanes están a punto de terminar.

Lunes de Bailas

La Banda de Música junto a los Jurados salen desde la Dehesa camino a la plaza Mayor, es el Adiós San Juan. Cientos de sanjuaneros bajan con la comitiva, intentando frenar un poco el paso para que así las Fiestas duren un poco más. La plaza Mayor está llena de nuevo. La Banda comienza a tocar Sanjuaneras. El Catapán, A la Compra vas, Soria que linda eres, A la Saca,… Se repasan todos los días de San Juan. Los Jurados lloran en la escalera del Ayuntamiento. La gente canta. Se acaban, un año más. “Fuimos a la Compra, fuimos a la Saca…” Se escapan lágrimas.

Se dispara la traca. Se acabó, ya es Martes a Escuela, habrá que esperar casi otro año para celebrar los Sanjuanes. Unas Fiestas que por mucho que te hayan podido contar jamás podrás imaginar si no las vives. Por eso, si has leído todo lo que en Sanjuaneando.com te hemos contado como buenamente hemos podido, y te ha picado el gusanillo, no lo pienses, escápate unos días a Soria, no te arrepentirás.

¡VIVA SORIA! ¡VIVAN LAS FIESTAS DE SANJUAN!

+Fotos del Lunes de Bailas

Sabías que

Hasta el siglo XV, se documenta que había dos romerías más, que se celebraban el martes y miércoles siguientes al Domingo de Calderas.

Una se desarrollaba en San Polo y la otra en los Arcos de San Juan de Duero. Eran, respectivamente, exclusivas para hombres y mujeres.

Hasta mediados del siglo XIX, las Fiestas de San Juan duraban dos o tres días más.

Con las sobras de las Calderas se realizaba una romería a las Eras de Santa Bárbara. Este festejo acabó en 1891 con la venta de las Eras y fue el precedente de las Bailas que hoy conocemos.

En las Ordenanzas de 1899, se recoge el festejo de las Bailas, pero en el actual parque de la Alameda de Cervantes, antiguamente dehesa de San Andrés, sustituyendo así la ubicación de las Eras de Santa Bárbara. Las Ordenanzas de 1914 confirman este lugar de celebración.

En 1911, resurgió la romería a San Polo. Esta fue una iniciativa del Jurado de la Cuadrilla de La Blanca de ese año. Esta propuesta se asentó en poco tiempo llegando hasta nuestros días.

En 1939, se retomó la procesión de los santos de Cuadrilla que, hasta finales del siglo XIX, se celebraba el Domingo de Calderas.

El homenaje que hoy día se le tributa a la virgen de La Blanca por parte del resto de Cuadrillas en la Plaza Mayor, se realizaba en la ermita de la Soledad.

La virgen de La Mayor, se mantiene de espaldas, mirando a la portada de la iglesia de la Mayor. No realiza el homenaje por ser de igual rango que La Blanca, aunque aun se puede oír entre los más mayores, que La Mayor está de espaldas porque La Blanca le quitó el novio.

En la vuelta de las Bailas, era costumbre subir a Soria con bengalas pirotécnicas de colores. Se repartían al inicio de la Bajada de las Bailas, en la plaza Mariano Granados. Esta tradición de las bengalas, también era habitual en el regreso de la fiesta de La Compra.

El 29 de junio de 1953, Lunes de Bailas, hubo una protesta popular frente al gobierno civil, por la incorporación de actividades en la programación de las Fiestas y normas de comportamiento, promovidas por el gobernador civil de la época, Luis López Pando.

Si te gusta, comparte
TwitterFacebookWhatsAppTelegramMeneameGoogle+PinterestEmail